La gran necesidad de mejorar la educación financiera en Perú

La gran necesidad de mejorar la educación financiera en Perú
14 Oct 2016

Hace más de un año, en febrero de 2015, el Gobierno Mexicano lanzó el programa Crédito Joven, ¿En qué consiste este programa?, consiste en brindar acceso al financiamiento a jóvenes entre los 18 y 30 años que actualmente no cuentan con historial crediticio y están interesados en poder formar parte de servicios de financiamiento, emprender y poder hacer crecer sus negocios.

Crédito Joven es una muy buena idea, que cuenta con el respaldo del gobierno y que ofrece cuatro modalidades entre las que se encuentran: i) La incubación en línea, ii) La incubación presencial, iii) Hacer crecer tu negocio y iv) Crédito Pyme Joven. Dichas modalidades tienen plazos entre 36 a 60 meses con periodos de gracia, con tasas que oscilan entre el 9.9% y 9.5% dependiendo del monto de financiamiento según la modalidad elegida, la cual puede ir desde $50,000 hasta un máximo de $2.5 millones de pesos mexicanos. ¿Tasas preferenciales?, ¿Periodos de gracia?, así es, realmente existen facilidades para los jóvenes que estén interesados en formar parte de este programa. El propósito del gobierno mexicano es generar inclusión social y desarrollo económico, brindando la oportunidad de que los jóvenes puedan acceder a su primer crédito, tener negocios factibles y duraderos e incluso generación de mayores empleos, sin embargo, todo esto no tendría ningún sentido, si no hay un adecuado programa de incubación y asesoramiento, que permita la viabilidad de los proyectos de los jóvenes emprendedores.

A la fecha México, ha desembolsado desde su lanzamiento aproximadamente más de $300 millones de pesos mexicanos, (equivalente en Perú a S/52 millones), cuyos desembolsos ascienden a 250 créditos promedio por mes, cifra totalmente alentadora, ¿Se imaginan si dichas colocaciones dirigidas a jóvenes entre 18 y 30 años tuviesen un comportamiento similar en nuestro país?

Es entonces, donde considero las siguientes interrogantes: ¿Actualmente nuestro país, cuentan con este tipo de créditos, que buscan fomentar la inclusión social y desarrollo económico, a través de los jóvenes?, ¿Realmente nos encontramos preparados, para cambiar la cultura financiera de nuestro país?, ¿Existen suficientes entidades que puedan capacitar y realizar incubaciones exitosas?, ¿Nuestros jóvenes están preparados para poder emprender en nuevos proyectos y hacer empresa?, las respuestas entre los pesimistas y dubitativos probablemente sean: Los pesimistas: ¡No!, ¡Imposible!, ¡Es muy complicado, no estamos preparados!, ¡Nuestro país es demasiado informal, no tendría mucho éxito!, los dubitativos: ¡Ya existen entidades que apoyan a las pymes a las medianas, pequeñas y microempresas como COFIDE, Banco de La Nación, Agrobanco, e incluso la Banca Múltiple!

En realidad, resulta probable que muchas de estas respuestas, tengan algo de sentido, sin embargo, ¿Qué hay de la reforma en nuestra educación financiera?, ¿Qué estamos haciendo para fomentar este tipo de proyectos?, si bien México, tiene otra realidad económica, ¿Por qué no imitar las buenas ideas o proyectos?, ¿Por qué no mejorarlo?, ¿Cuándo realizaremos ese gran cambio?, Tarea difícil ¿Verdad?
Me atrevería a decir que dicho programa, quizá pueda ser factible para el país, pero primero se tendría que dar el gran paso, en el que los peruanos nos concienticemos y pongamos mayor importancia a la educación financiera, velar por mejorar la “Cultura financiera” que actualmente tenemos, ¿Qué es lo que queremos y a dónde queremos llegar?

Para llegar a dar ese gran paso e imitar a países como México, primero tenemos que buscar ese importante cambio, la realidad nos indica que falta mucho, sin embargo si muchas entidades y organismos introdujeran y promovieran más estos conceptos en cada uno de nuestros jóvenes, al mediano o quizá al largo plazo, probablemente se puedan tener mayores resultados, en los que nuestros jóvenes puedan realizar sus proyectos, que los mismos resulten viables, y que finalmente puedan crecer y tener mayor desarrollo.

Para las entidades del estado u otros organismos en nuestro país, probablemente no resulte muy difícil captar el fondeo necesario para colocar los financiamientos similares al programa mexicano, sin embargo sin educación financiera, aún no estamos preparados y muy poco o poco hacemos por cambiar este destino. Esta situación resulta tarea de todos. Hace dos años, decidí estudiar una maestría en Finanzas Corporativas y Riesgos Financieros, (Tenía 29 años cuando inicié la maestría), ésta me ha permitido afianzar y crecer en educación financiera, si bien tuve la suerte, como muchos, de leer y preocuparme por estos aspectos, ¿Qué hay de nuestros jóvenes hoy en día?, es probable que si no me hubiese preocupado en su oportunidad, en la actualidad ya no podría participar de este programa, ¿Sería justo?, ¿Es justo para todos nuestros jóvenes en la actualidad? ¿Todos los jóvenes tenemos acceso a esta educación?, ¿Qué estás haciendo tú al respecto?

John Ruskin, uno de los más grandes maestros de la prosa inglesa indicó: “Educar a un joven no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía”.

Manuel Moreno
Socio

Share

admin

Comments

  1. I was struck by the hosnety of your posting

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *